Agencias

El tifón denominado como Molave golpeó al país asiático durante este día, dejando a su paso destrucción, muertes y dos botes pesqueros con al menos 26 tripulantes desaparecidos.

Autoridades vietnamitas consideran que esta tormenta es la pero que ha llegado a la zona en los últimos 20 años.

Con vientos que superaron los 150 kilómetros por hora, derribó árboles, postes eléctricos, anuncios espectaculares, techos de casas y devastó granjas pescado.

Previo a la tormenta, el gobierno evacuó al menos a 40 mil personas a refugios temporales, para así evitar que las pérdidas fueran mayores.

Servicios de comunicación, transporte y servicios básicos fueron suspendidos para prevenir eventualidades, y estos se reanudarán hasta que el mal clima pase.