Agencias

Nueva Zelanda.- Asics, una de las marcas más importantes de ropa deportiva y especializada en running, se ha visto obligada a pedir perdón tras lo sucedido en una de sus tiendas más importantes en Nueva Zelanda. Varias pantallas situadas en su punto de venta más emblemático, situado en Auckland, estuvo mostrando vídeos pornográficos durante varias horas.

En un mensaje que han subido a su cuenta de Facebook, Asics explica que sufrieron un sabotaje: “Una persona desconocida obtuvo acceso a las pantallas de nuestra tienda central de Auckland y mostró contenido inaceptable en esas pantallas. Estamos trabajando con nuestros proveedores de software y seguridad online para garantizar que esto no vuelva a suceder. Nos gustaría disculparnos con cualquiera que lo haya visto“.

Según ha explicado la BBC, las imágenes de contenido pornográfico estuvieron mostrándose sin parar desde la una de la madrugada del sábado hasta que los trabajadores llegaron a la tienda el domingo a las 10 de la mañana para abrir. En total, unas nueve horas consecutivas sin que nadie diera aviso o hiciera nada para evitarlo.

Dwayne Hinango, encargado de seguridad, ha explicado que “algunas personas se sorprendieron al ver las imágenes, pero otras simplemente se detuvieron y las observaron”. Mientras, una mujer que paseaba con su hijo a primera hora de la mañana aún no se puede creer lo que presenció: “Eché un segundo vistazo porque no podía creer lo que estaba viendo. Es totalmente inapropiado y ofensivo, no es algo a lo que quieras exponer a los niños”.

Las autoridades ya han anunciado una investigación en profundidad para intentar descubrir a los autores del hackeo.