Alfonso Romo, quien se desempeñará como jefe de Oficina de Andrés Manuel López Obrador, aseguró que durante la próxima administración habrá un crecimiento económico del cuatro por ciento.

Durante su participación en la comida anual de Los 300 líderes más influyentes de México, abundó en que el Producto Interno Bruto aumentará 1.8 por ciento el siguiente año.

“Creemos que con todo lo que estamos haciendo se dé confianza, y con los programas que están por implementarse podemos tener un crecimiento mayor”, dijo.

Romo detalló que los tres primeros años de gobierno serán cruciales, reiterando que no habrá ni más ni nuevos impuestos para después de tal lapso aplicar acciones más atractivas para que la inversión crezca.

“El promedio que queremos y que nos gustaría es crecer un 4 por ciento promedio por año (pero) mientras no tengamos el presupuesto en definitiva y veamos qué pasó con Canadá, si firmó el Tratado de Libre Comercio o no, todo es muy incierto. Entonces vamos viendo las realidades para pronosticar mucho más acertadamente”, expuso.